Aspectos Psicologicós

 
Un niño, al salir a la luz, ya trae en sí información. Y ésta existe, no sólo como consecuencia de las anteriores sensaciones, recibidas aún en el vientre de la madre, sino también por las recibidas durante el parto. Cuando la vida en el vientre materno, a la que se había acostumbrado termina, y comienza su inevitable y doloroso final – el nacimiento.

El primer estado de la muerte.

Como consecuencia, y durante toda la vida, ya sin tener garantizada la alimentación constante a través del ombligo, y sin encontrarse en el tibio y confortable líquido amniótico dentro del vientre materno, las personas con miedo esperaremos la próxima muerte, con la esperanza de que tampoco sea la final, de que todavía , pueda existir “la vida celestial.”

Así comienza el miedo primario a la muerte.

Este miedo primario a la muerte, el ser humano lo reprime, lo oculta, hace como que no lo nota, como si no existiera. El miedo primario a la muerte toma diferentes formas, se torna velado. Por ejemplo, se transforma en alarma, temor, en miedo a morir de hambre, etc.

Precisamente por eso, en muchas personas existe la barrera psicológica ante el Ayuno.

Muchas veces escuchamos decir a quienes nunca han ayunado: que no pueden, no aguantan, no podrán vivir a plenitud durante el ayuno, ect. Pero, eso son sencillamente temores. Es que como nunca han probado, no saben lo que es.

Se puede probar a hacer el ayuno, y si no le gusta algo, inmediatamente empezar la dieta de “salida”.

Para ocultar sus temores con frecuencia dicen: eso es dañino, después aumentaré más de peso, y otras cosas. Y a veces los “consejeros – especialistas” fortalecen esos temores, ayudándoles a ocultarlos y justificarlos.

El paciente debe saber, que existen etapas en el ayuno, y que, si hoy fue un día dificil, eso no significa de ninguna manera, que mañana lo será igual ó más.

No hay que avergonzarse de sus temores, son naturales. Lo anormal sería, si éstos no existiesen.

Cualquier comunicación, y con el médico también – es un intercambio, una nueva distribución de información y energía entre sus participantes, durante y después de la cual cambia nuestro estado. Las palabras curan. Por ello es tan importante que el paciente se mantenga en contacto permanente con el médico durante el tratamiento de Ayuno. El médico debe liberarle a Usted de su temor, antes de empezar el ayuno y durante el mismo en cuestión.

Antes de vivir en la Federación Rusa, siempre utilizaba la psicoterapia velada, durante el ayuno; psicoterapia racional – explicativa. Y si era necesario psicoterapia en estado hipnótico instantáneo (hipnoterapia) con el paciente despierto.

Sí, para ayunar se necesita motivación. Ayunar – eso no es pasear por un parque un fin de semana. Sí, se necesita Su esfuerzo, pero no es algo extraordinario. Sin embargo eso es el precio pagado, por el resultado, que Usted puede alcanzar. Y será precisamente Vuestra victoria, y el médico en este caso, fue sólo su ayudante.

Cualquier decisión que tomamos, cualquier acto que realizamos, determinarán la causa ó razón de las siguientes acciones y acontecimientos venideros.

No obstante, por previsto que se tenga el futuro, Usted puede cambiarlo. Para ello es necesario que la persona misma cambie . El Tratamiento de Ayuno nos libera del temor de morir de hambre, y de sus formas transformadas, por ejemplo, la idea fija de ser pobre, la alarma constante ante el futuro, etc. Usted ya no perderá su tiempo en la lucha contra sus temores, tampoco gastará su energía, emociones, actividad intelectual. Como consecuencia obtendrá libertad en sus procesos intelectuales. Las personas cambian, se vuelven interiormente libres. Por ello surge otra actitud con respecto a la información recibida, lo cual condicionará las nuevas decisiones tomadas. Cambiarán los estereotipos de comportamiento. Y toda la cadena de acontecimientos se desarrollará, ya en otra dirección.

Pitágoras ayunaba regularmente durante 40 días y obligaba a sus discípulos ha hacerlo también, para que “fuesen inteligentes”. Y en los tiempos de la URSS, también se utilizaba con éxito este método de tratamiento de Ayuno, para curar las neurosis.

Si Usted lo desea, puede empezar a cambiar su destino.

En el texto se utilizaron materiales del libro “SONNENSCHEIN”Geiger- Verlag, 2005, Deutschland, Valeria Nazarenko, Alexej Bugaenko

Autor: Bugaenko Aleksei
+7 (916) 941 06 67